lunes, 15 de abril de 2013

Los STRIGOI



A primera vista, el strigoi no es más que el homólogo rumano del vampiro occidental. Pero eso no es cierto. Entre los espíritus malignos más espantosos de la mitología rumana, la entidad en cuestión puede ser un hombre (strigoi) o una mujer (strigoaica).

El origen de la palabra es objeto de controversia hoy en día; una parte de los investigadores afirma que el término proviene del latín (strigosus, strix- búho sobrenatural que, durante la noche, chupa la sangre de los bebés) y otros afirman que -strigoi- proviene del idioma rumano arcaico, siendo una adaptación del verbo -a striga- que significa gritar (en este contexto significa grito de terror, de miedo).

Si profundizamos en el tiempo, descubrimos que los temores y creencias en los poderes malvados existen en todo el espacio indo-europeo.

En primer lugar, el miedo hacia las almas de los muertos se basa en las creencias arcaicas en la post-existencia del alma y sobre todo en su poder de volver entre los vivos.  En segundo lugar, mucho antes de que apareciera el cristianismo, se creía que cualquier persona tenía dos almas. Una de ellas tiene la capacidad de abandonar el cuerpo, durante el sueño, y en calidad de doble del ser humano, podía ser capaz de cometer actos y hechos independientes de la voluntad del que soñaba. Probablemente, desde aquí apareció la creencia rumana según la cual hay dos tipos de strigoi, los vivos y los muertos. En la primera categoría entran los personajes humanos en vida, pero con atributos infernales, demoníacos y hechiceros; en la segunda categoría se agrupan los strigoi clásicos, muertos sin descanso que persiguen inquietos.

Normalmente podríamos decir que la disposición de transformarte en strigoi es una innata pero tambien se puede conseguir por ciertas relaciones con el diablo, por muerte violenta o después del entierro en el cual no se hizo adecuadamente el ritual tradicional.  Las almas no encuentran su descanso durante la noche y bajo un destino terrible, acuden a atormentar tanto por medio de sueños como a las vidas de los amigos, parientes y amigos.  

Cuando nacen, los que tienen el destino de llegar a ser strigoi, son personas normales, pero hay algunos signos por los cuales se puede descubrir quién sera así y quién no. En general, un futuro strigoi es traido al mundo por una mujer que durante su embarazo bebío agua contaminada con la saliva del diablo. Se cree que, desde ese momento, el diablo entra en el útero de la madre y le pone al niño un gorro rojo como el suyo. Por esa razón, dicen las costumbres, es muy importante que la comadrona, cuando nazca el bebé, le rompa la gorra y la tire en el fuego, antes que el niño la lleve a la boca. De lo contrario, seguramente se convertirá en strigoi.

Se pueden convertir en strigoi tambien los muertos no vigilados, si salta sobre ellos algún animal o pasa por su tumba un gallo. Tambien es condenado a ser strigoi el desgraciado a quien se le robo la sombra para ser clavada en una pared, a través de un ritual de magia negra, conocido solamente por los iniciados.

A los strigoi se les conocen porque nunca comen ajo o cebolla y se mantienen lejos del olor a incienso. Los humanos que ya se convirtieron en strigoi pueden ser identificados solamente por las personas nacidas el día de sábado, ya que solo ellas pueden reconocer la verdadera forma . Según las creencias populares, si los que nacieron el día de sábado se quedan por la noche a vigilar en los cementerios, ven una serie de rostros y siluetas que salen, simplemente, desde las tumbas y ya no vuelven hasta a la ultima canción del gallo, cuando acaban con su misión para la noche en cuestión.

Cada strigoi tiene la cola cubierta por pelo largo, pies con cascos de caballos, manos peludas y una boca más grande de la que tiene un ser humano normal. Mientras realizan sus visitas al mundo de los vivos, toman diversas figuras de animales impuros como el gato, la cucaracha, el conejo-mosca, mariposa cabeza de muerto, lobo, perro, cabra, oveja, búho, lechuza, rata, etc.

De esta manera vagan y realizan actos malignos: asustan a los vivos, roban la leche de las vacas y los frutos del campo, absorben la energia de la familia y antiguos amigos o paran las lluvias. (en especial las strigoaice).

Las strigoaice son maestras del erotismo nocturno, a través del cual los hombres que tienen contacto con ellas enloquecen y finalmente mueren. Las strigoaice son en realidad dependientes de las relaciones sexuales con los vivos. Después de una noche de amor , la strigoaica ya inicio el proceso en el cual le roba al hombre, poco a poco, el alma.

Los strigoi son muy peligrosos, en especial en dos momentos específicos: alrededor del solsticio de invierno y el equinoccio de primavera. Según el calendario popular, el poder de los strigoi es máximo en la noche de la víspera de San Andrés ( 30 de noviembre) y en la noche de la víspera de San Jorge (23 de abril).  

Siguiendo la topográfia mágica de Rumania, parece que a los muertos-vivos les gustan los sitios sin explorar de las cadenas de los Cárpatos, en especial el masivo Godeanu, Retezat y Ceahlau.

En las tres noches cuando se abren los planos y los mundos paralelos, los strigoi salen a las encrucijadas, siendo su actividad restringida entre el primer y tercer canto de los gallos. En las noches que les pertenecen, se reúnen y luchan entre ellos con palos y espadas. Contra ellos, la mitología daco-rumana recomienda ciertos hechizos, pan bendecido, agua bendita, misas religiosas junto al más poderoso medio de defensa disponible para cualquier persona, que es el ajo.

Se unge con ajo las puertas de los hogares, las ventanas y entradas como la puerta de los graneros. Sobre todo en la noche del San Andres, la gente debe comer ajo; la sabiduría popular recomienda sobre todo que cada niño duerma al lado de un icono y tener alrededor del cuello un collar con dientes de ajo. 

Pero, el procedimiento mágico más impresionante y peligroso hecho para que alguien pare de ser strigoi consiste en pegar una estaca de madera de rosa silvestre o fresno justo en el corazón del muerto-vivo, desenterrado en el medio de la noche. En algunos casos extremos, el ritual ordena sacar del pecho del strigoi su corazón y quemarlo en el fuego hasta que quede solamente la ceniza....


Se habla tanto de este tema, que hasta se hizo una pelicula, cuyo trailer pueden ven en el siguiente enlace: 


¿ Que tal les parece estos seres fantasticos y dichas supersticiones?


14 comentarios:

  1. En algunas partes he leído que una de las formas para evitar que alguien se transforme es "hacerle comer ladrillo", que consiste en colocar un ladrillo en la boca del muerto para evitar que coma la mortaja y así no se convierta.

    Muy interesante la entrada. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Orlando, por leernos. Es interesante lo que leíste tu sobre estos seres. Gracias por compartir la información con nosotros y nuestros amigos que nos visitan. Saludos.

      Eliminar
  2. Muy buena nota, muy amena, en la manera de presentar un creencia, un fenómeno cultural interesantísimo, habrá que colgare una ristra de ajo en unos días , cuando están a full estos muchachos jajaj, un beso niña, muy bueno el blog , y está bueno que quieras difundir la cultura de tu país, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ruben,por leernos. Cuidado que se acerca pronto San Jorge y hay que protegernos! :)
      Por mi tierra, antes,la gente estaba muy asustada por culpa de estos seres miticos. Hoy en dia, no creo que haya mucha gente que cree en ellos, pero la historia es buena para hacer una pelicula de miedo.
      Un abrazo y te esperamos mas por este rincon!

      Eliminar
  3. Es muy interesante tu blog así como su presentación.
    La costumbre de presentar los ajos como un medio para espantar los malos espíritus está presente en la mitología de muchos pueblos, por ejemplo, en Galicia, dicen que sirven para ahuyentar a las "meigas" (brujas)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Emilio por tus bonitas palabras sobre nuestro blog. A mi me encantan las tradiciones, costumbres y leyendas locales y es verdad, los ajos son un simbolo para la mayoria de las mitologias, teniendo caracteristicas de proteccion contra los seres malos.
      Eres bienvenido siempre para visitarnos y esperamos que te gusten nuestras publicaciones. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me dejas de piedra,nunca había escuchado sobre el strigoi, y si una mujer durante su embarazo bebía agua contaminada con la saliva del diablo, traía un bebé strigoi!! Me ha encantado y cada ves tengo mas curiosidad por Rumanía, las tradiciones,costumbres,todo en si! la manera que lo trasmites es genial!
    Felicidades Sandra.
    Un saludo en la distancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo espero que no te hayas asustado. La verdad es que antes la gente tomaba mucho en cuenta estas supersticiones. Simple historias o semillas de verdad, no dejan de ser un tema interesante de debate. Un abrazo y gracias por seguirme!

      Eliminar
  5. Wow!, no lo había leido pero la curiosidad me ganó, gracias por recomendarme amiga!, excelente, me fascinó todo el detalle que escribiste!. Excelente post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, este tema a mi también me parece muy interesante :)
      Recomiendo a todo el mundo pasar por tu blog a leer el artículo que nos presentaste: http://www.misteriosarealidad.com/2013/08/misteriosos-vampiros-y-sus-origenes.html

      Gracias por visitarme, un abrazo!

      Eliminar
  6. Hola, Sandra: Muy interesante tu post, y con muchos detalles que pueden servir para escribir un relato (o dos). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta los mitos de mi país ...gracias Sandra por tu página realmente maravillosa ....todos esos mitos en mi pueblo todavía existen y la gente cree mucho en ellos ������

    ResponderEliminar
  8. Me encanta los mitos de mi país ...gracias Sandra por tu página realmente maravillosa ....todos esos mitos en mi pueblo todavía existen y la gente cree mucho en ellos ������

    ResponderEliminar
  9. candidatos a strigoi son la gente maligna que desconoce la bondad de Dios

    ResponderEliminar